• La piel

    La piel

    7 de Enero de 2016 a las 16:30

    Tipos de piel:

    - Piel grasa:es más gruesa y brillante, tendencia a formar granitos y puntos negros. Los poros son más dilatados.

    - Piel seca: piel y poros muy finos, frecuente sensación de tirantez, tendencia a irritarse y a formar rojeces.

    - Piel mixta: combina los dos tipos anteriores. Piel seca en las mejillas y grasa en la "zona T" (frente, nariz, y barbilla).

    - Piel normal: es la que ha conseguido un punto medio entre la piel grasa y la seca. Es la piel ideal, pero poco frecuente.

    La piel y la época del año

    La piel está influida por el sol, la temperatura, la contaminación y los niveles de humedad. La piel normal o mixta durante el verano, puede volverse seca al llegar el invierno por culpa del frío y las calefacciones, mientras que las pieles normales se vuelven más grasas en verano, sobre todo si se va a la playa.

    La piel y la edad

    Debido a la acción hormonal, la piel, se vuelve más seca con la edad. Este proceso suele ser favorable para las personas con una piel grasa con tendencia al acné, en las que tienen la piel seca adelanta la aparición de las primeras arrugas.

  • Consejos para mejorar el acné

    Consejos para mejorar el acné

    7 de Enero de 2016 a las 16:44

     - Puede ser conveniente reducir el consumo de: chocolate, frutos secos, mariscos, quesos fuertes y grasas. 

     - Evitar el exceso de preocupación y la ansiedad. 

     - No es preciso modificar los hábitos de ejercicio o sexuales en relación con el acné. 

     - Evitar cosméticos especialmente grasos o que posean efectos comedogénicos. 

     - Si la piel es grasa se deberá extremar la higiene y utilizar productos específicos. 

     - Mantener el cabello limpio y evitar el contacto y roce con las lesiones acneicas. 

     - Lavar frecuentemente la almohada. 

     - No tocar ni manipular los comedones (apretar, reventar, rascar, arrancar costras.) 

     - No perjudica el sol o el solarium tomados con moderación.


  • Celulitis

    Celulitis

    7 de Enero de 2016 a las 16:53

    Estados de celulitis


     - Sin celulitis:

    La piel presenta un aspecto liso, sin irregularidades en la superficie, independientemente de la posición del cuerpo o del pinzamiento.


     - Celulitis en estado inicial: 

    La piel presenta un aspecto irregular únicamente cuando se pinza o estando sentado sobre una superficie dura 


     - Celulitis instalada: 

    El aspecto irregular de la piel es visible estando de pie y solo se ve lisa estando acostada. 


     - Celulitis importante: 

    El aspecto irregular de la piel es permanente y espontánea. 


     - Normas higienico-dietéticas complementarias al tratamiento de la celulitis

     - Tomar entre litro y medio y dos litros de agua al día para facilitar la eliminación a través de la orina. 

    -Reducir los excitantes 

    -Reducir la utilización de sal y alimentos que lo contengan.

    -Evitar dietas desequilibradas. 

    -Reducir el consumo de dulces, embutidos y grasas. 

    -Evitar el sedentarismo, practicar deportes suaves: caminar, gimnasia, natación. 

    -Evitar el uso frecuente de prendas demasiado ajustadas pues dificultan la circulación de retorno. 

    -No tomar frecuentemente baños calientes y prolongados.

  • Problemas estéticos de las piernas

    Problemas estéticos de las piernas

    7 de Enero de 2016 a las 16:58

    Causas principales de la deficiente circulación de retorno


     - El factor hereditario y hormonal. 

     - Permanecer largo tiempo de pie y el sobrepeso. 

     - El calor en las piernas por el uso de botas altas, calefacción, exposiciones prolongadas al sol, baños demasiado calientes, etc.

     - La píldora anticonceptiva en algunos casos. 

     - Pies planos, tacones altos. 

     - Celulitis, falta de ejercicio. 

     - Prendas muy ceñidas. 

     - Excesivo consumo de grasas. 


    El porqué de la deficiente circulación de retorno

    Las varicosidades son venitas que se han distendido, como consecuencia de su debilidad y de la deficiente circulación de retorno, es decir, la que se produce en sentido contrario a la gravedad. Cuando la pared de las venas se debilita y distiende, la sangre se estanca en las piernas, no puede subir e impide la llegada de sangre nueva con oxigeno y nutrientes y la salida de los desechos celulares.

    Esta situación produce la inflamación de los miembros inferiores, el cansancio y dolor de piernas y, a largo plazo, varices más o menos pronunciadas que probablemente requerirán una intervención quirúrgica.


    Lo que hay que evitar

     - La calefacción dirigida a las piernas 

     - Los baños muy calientes 

     - Las exposiciones prolongadas al sol 

     - Los zapatos con tacón excesivamente alto 

     - El alcohol, el tabaco, la comida picante, salada o con mucha grasa 

     - El estreñimiento y el exceso de peso 

     - Los deportes violentos, la sauna y las botas y ropas ajustadas 

     - Sentarse con las piernas cruzadas o recogidas debajo del asiento 


    Lo que hay que hacer 

     - Dormir con las piernas ligeramente alzadas 

     - Dar un paseo al día a ritmo rápido, de media hora como mínimo o paseos cortos y frecuentes según las necesidades diarias de desplazamiento.

     - Si tenemos que estar quietos en posición de pie, ponernos a menudo sobre las puntas de los pies varias veces seguidas y llevar medias adecuadas.

     - Si tenemos que estar sentados durante largo rato, levantarnos de vez en cuando y caminar unos metros. 

     - Todo cuanto podamos hacer echados en posición horizontal con las piernas descansando sobre una almohada, no hacerlo sentados: ver TV, leer, oír música, etc.

     - No llevar tacones de más de cuatro o cinco centímetros 

     - No ducharse con agua a más de 35-36 grados y finalizar la ducha con agua fríaen las piernas

     - Practicar algún deporte como natación, ciclismo, gimnasia, carrera suave…

     - Utilizar una píldora anticonceptiva adaptada. 

     - Reducir el consumo de grasas y alcohol y controlar el nivel de colesterol.

  • Como aplicar los cosméticos

    Como aplicar los cosméticos

    7 de Enero de 2016 a las 17:03

    Proponemos masaje drenante muy indicado en cualquier caso y especialmente cuando se aplican productos adelgazantes, anticelulíticos o para mejorar la circulación de las piernas.

    Piernas: Colocar las dos manos cerca del pie rodeando el tobillo. Realizar un masaje en espiral ascendente ampliando progresivamente el círculo hasta abarcar toda la rodilla.

    Muslos: Partir de la rodilla rodeándola con las dos manos, realizando un masaje en espiral, ampliando progresivamente el círculo hasta la parte superior de los muslos.

    Pliegue rodado trasversal del muslo: Con las dos manos, pellizcar suavemente la epidermis formando un pliegue con la piel de la parte anterior del muslo y hacerla rodar hasta el lado opuesto

    Puntos de evacuación de líquidos: Comenzar en la parte superior de la rodilla, aplicar las dos manos rodeando el muslo. Con los dos pulgares juntos colocados sobre la cara interior de la nalga, ejercer 8 o 10 presiones ritmadas y regulares subiendo de la rodilla hacia la ingle

    Parte superior de muslos y nalgas: Colocar una mano totalmente plana sobre la cadera. Bajar de la cadera hacia la pierna y subir con un movimiento amplio que abarque toda la nalga.

    Vientre: La mano totalmente plana se coloca sobre la parte superior del vientre. Partiendo del ombligo, masajear en círculo en el sentido de las agujas de un reloj.

    Pliegue rodado trasversal del vientre: Sobre la línea vertical del ombligo, pellizcar la dermis con las dos manos formando un pliegue grueso para hacerlo rodar desde abajo hacia el exterior, de un lado y de otro de la cintura.

    Respiración "Bombeo": Colocar las dos manos planas sobre la parte inferior del vientre con los dedos sobre el pubis. Respirar hinchando el vientre y expirar presionando con las manos y metiendo el vientre.

  • Sobrepeso y ejercicio físico

    Sobrepeso y ejercicio físico

    2 de Febrero de 2016 a las 16:01


    Las calorias que se toman en exceso a través de la alimentación y que no se gastan por medio de la actividad diaria, se acumulan en el cuerpo en forma de grasa.

    Los tratamientos adelgazantes son distintos a otros tratamientos, ya que requieren la participación activa de quienes lo siguen y no finalizan con la pérdida de los kilos que sobran, sino que dependen de que la persona que se someta a estos tratamientos, debe ser capaz de mantener el peso conseguido a lo largo del tiempo. Aprender a comer y hacer el ejercicio adaptado a cada edad es muy importante para mantener nuestro peso en el tiempo.

    Los programas de control de peso que proponemos, se complementan con diferentes tratamientos estéticos, para evitar el deterioro del aspecto físico. Estos problemas se agudizan si la pérdida de peso es importante o muy rápida lo cual es desaconsejable. Por ello aconsejamos someterse a programas de adelgazamiento suave cuando el sobrepeso es todavía ligero.




  • Hábitos saludables

    Hábitos saludables

    2 de Febrero de 2016 a las 16:52

    Los hábitos saludables son imprescindibles para mantenernos sanos, jóvenes y en forma, más  allá de la edad que tengamos. Salud y belleza siempre van de la mano. Estos son los que deberíamos convertir en un nuevo estilo de vida.

    - Beber alrededor de 1,5 litros de agua al día. Elimina toxinas, hidrata y mejora el estado de la piel.       

    - Consumir alimentos integrales ricos en fibra: frutas, verduras, pasta y pan integrales, legumbres y frutos secos.                                                                                

    - Reducir el consumo de grasas. Dar preferencia al aceite de oliva y reducir las grasas saturadas: queso, mantequilla, embutidos, carnes, especialmente las rojas, y los alimentos muy procesados por la industria. 

    - Limitar la cantidad de sal. Propicia la retención de líquidos, una presión arterial alta y otras enfermedades cardiovasculares.                                       

    Reducir drásticamente el consumo de dulces, bollería, bebidas y zumos azucarados. Junto con las grasas engordan y predisponen a enfermedades relacionadas con la obesidad.

    - Mantener un peso saludable. El sobrepeso y la rápida pérdida de kilos son un riesgo para la salud y arruinan la figura. Abandona la idea de recurrir a pastillas o a la dieta de moda. No juegues con la salud. Una dieta adecuada y ejercicio físico son la mejor receta.                                                                        

    - Declarar guerra al sedentarismo. Hacer ejercicio regularmente, como mínimo media hora diaria. Caminar deprisa todos los días es una de las actividades más fáciles y recomendables.                      

    - Eliminar hábitos negativos. Los malos hábitos destruyen la salud, envejecen y enferman prematuramente. Di no a las drogas ilegales o legales como el alcohol o el tabaco y evita el abuso de analgésicos y antidepresivos. Evita los ambientes contaminados.    

    Dormir 7 u 8 horas diarias. El sueño nos permite recuperar fuerzas y es fundamental para mantener la vitalidad física y mental.                                                      

    - El sol amigo y enemigo. A la mayoria la piel bronceada nos gusta y nos hace sentir más sanos, atractivos y jóvenes. Pero el sol tiene una cara negativa que es necesario conocer. Por un lado nos broncea y favorece la asimilación del calcio, y por otro, tomado en exceso, provoca quemaduras, fotoenvejecimiento e incluso cáncer de piel. Broncéate de forma moderada, toma el sol con precaución evitando las horas centrales del día, utiliza el fotoprotector indicado para tu tipo de piel y vigila los lunares.                                                                             

    - Equilibrio emocional y psicológico. Es necesario para las relaciones sociales y para los retos personales y profesionales de la vida diaria. El estrés, el cansancio, el mal humor o la ansiedad, son signos que avisan de que el estado mental no va bien. Debemos cuidar las relaciones sociales y familiares y evitar el aislamiento. Sal, diviértete y adopta siempre una actitud mental positiva.