Publicado: 7 de Enero de 2016 a las 16:58

Causas principales de la deficiente circulación de retorno


 - El factor hereditario y hormonal. 

 - Permanecer largo tiempo de pie y el sobrepeso. 

 - El calor en las piernas por el uso de botas altas, calefacción, exposiciones prolongadas al sol, baños demasiado calientes, etc.

 - La píldora anticonceptiva en algunos casos. 

 - Pies planos, tacones altos. 

 - Celulitis, falta de ejercicio. 

 - Prendas muy ceñidas. 

 - Excesivo consumo de grasas. 


El porqué de la deficiente circulación de retorno

Las varicosidades son venitas que se han distendido, como consecuencia de su debilidad y de la deficiente circulación de retorno, es decir, la que se produce en sentido contrario a la gravedad. Cuando la pared de las venas se debilita y distiende, la sangre se estanca en las piernas, no puede subir e impide la llegada de sangre nueva con oxigeno y nutrientes y la salida de los desechos celulares.

Esta situación produce la inflamación de los miembros inferiores, el cansancio y dolor de piernas y, a largo plazo, varices más o menos pronunciadas que probablemente requerirán una intervención quirúrgica.


Lo que hay que evitar

 - La calefacción dirigida a las piernas 

 - Los baños muy calientes 

 - Las exposiciones prolongadas al sol 

 - Los zapatos con tacón excesivamente alto 

 - El alcohol, el tabaco, la comida picante, salada o con mucha grasa 

 - El estreñimiento y el exceso de peso 

 - Los deportes violentos, la sauna y las botas y ropas ajustadas 

 - Sentarse con las piernas cruzadas o recogidas debajo del asiento 


Lo que hay que hacer 

 - Dormir con las piernas ligeramente alzadas 

 - Dar un paseo al día a ritmo rápido, de media hora como mínimo o paseos cortos y frecuentes según las necesidades diarias de desplazamiento.

 - Si tenemos que estar quietos en posición de pie, ponernos a menudo sobre las puntas de los pies varias veces seguidas y llevar medias adecuadas.

 - Si tenemos que estar sentados durante largo rato, levantarnos de vez en cuando y caminar unos metros. 

 - Todo cuanto podamos hacer echados en posición horizontal con las piernas descansando sobre una almohada, no hacerlo sentados: ver TV, leer, oír música, etc.

 - No llevar tacones de más de cuatro o cinco centímetros 

 - No ducharse con agua a más de 35-36 grados y finalizar la ducha con agua fríaen las piernas

 - Practicar algún deporte como natación, ciclismo, gimnasia, carrera suave…

 - Utilizar una píldora anticonceptiva adaptada. 

 - Reducir el consumo de grasas y alcohol y controlar el nivel de colesterol.